• Gabriel Arce

Pandemia aún sin freno: científico explica el falso espejismo de la "leve mejoría" en Chile

La positividad en los test, la observación de otros países con desastres epidémicos similares y la poca contención social de la crisis, impediría cortar el brote de contagios aún cruzando el peak, según experto que forma parte de los más de 40 especialistas que enviaron una carta al Presidente pidiendo cortar la cadena de contagios. La misiva cumple hoy un mes y aún no tiene respuesta de La Moneda. Urgen medidas drásticas acompañadas de ayuda a la población que lo necesita.

Hace cinco días, el Presidente Sebastián Piñera, junto al ministro Enrique Paris, hablaron de una "leve mejoría" en Chile respecto del avance de la pandemia del covid-19. Hoy, esos dichos, repetidos en nuevas vocerías, incluso llegaron a medios extranjeros, que destacan el discurso de La Moneda junto a la crítica de considerar al Gobierno como uno de los peores administradores de la crisis sanitaria en el mundo.


Pero para los científicos y expertos no hay que perderse. La "leve mejoría", sustentada en un una pequeña reducción del número de casos diarios, está lejos de ser un indicador de que el país esté mejor o que haya superado victorioso el peak. Y si éste llegó, incluso sostienen que del otro lado podría venir una realidad aún peor.


Para Rafael González, físico y académico de la Universidad Mayor que ha seguido de cerca el desarrollo de la pandemia junto a un grupo de colegas científicos , el escenario de crisis está lejos de abandonar Santiago y regiones.


"La leve mejoría que visualizan hay que tomarla con cautela. Acá uno lo que entiende es que se testea bajo demanda, y se ha reducido en las urgencias y en las personas que llegan (...) pero, por otro lado, tenemos un 25% de positividad en Chile según dijeron las autoridades. Uno de cada cuatro test es positivo. Eso es una barbaridad, considerando que más encima estamos bajando el número de test", indica el investigador del Centro de Nanotecnología Aplicada de la U. Mayor y científico del CEDENNA (Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología).

González hace referencia a que el porcentaje de positividad, en términos relativos, también se puede leer como cuan bien o mal se testea en un país. ¿La razón? la OMS y entidades científicas estiman como ideal una positividad menor al 10%, incluso cercana al 5%. Un porcentaje superior a ese, indicaría que el país realiza menos test del que debería para hacer una fotografía más cercana de la realidad de los contagios. Según ese parámetro, Chile podría estar haciendo cinco veces menos test del que debería, por lo tanto estaríamos en presencia de un considerable subreporte de casos positivos de covid-19.

Pero la experiencia comparativa con otros países también entrega pistas. "Hay que entender que todavía estamos hablando 4 mil casos. Eso difiere de otros países del tamaño de Chile cuando estuvieron en problemas. Portugal, con 10 millones de habitantes -comparable a juntar contagios entre Santiago y Valparaíso-, llegaron a los 800 casos diarios en su peak. Holanda, con casi 17 millones de habitantes, llegó a los mil casos en sus peores días. Hoy Portugal tiene un rebrote y han cerrado varios distritos porque empezaron a registrar más de 300 casos diarios. Ellos elevan la alerta y nosotros hablamos de una leve mejoría teniendo 4 mil contagios en 24 horas. Tenemos unas cifras que están fuera de todo rango", grafica el académico de la U. Mayor.

Vida después del peak


Para científicos, una relativo control de la pandemia recién llegaría en Chile al contar unos cientos de contagios diarios, "y para llegar a eso estamos bastante lejos", cree el doctor en física. Eso se sustenta al comparar las curvas de países que lo hicieron bien y países que lo hicieron mal.

González cuenta que junto a investigadores, han encontrado una relación en cómo se comporta la curva luego del peak, según países que tomaron medidas más estrictas o laxas. "En torno a la experiencia internacional, si tú no tomas medidas efectivas, como pasó en Estados Unidos, en Suecia y en Rusia -países que sondeamos porque llevan algunas semanas antes que nosotros-, observas un peak de casos y muertes que luego descienden, pero no a una velocidad suficiente para cortar el contagio y que la enfermedad se controle. Eso no es igual en España, Italia, Francia y Alemania, que durante su tragedia trabajaron en cortar el contagio de raíz con medidas estrictas, y que por tanto su número de casos y muertes sí baja más rápido". Esa tesis la expuso en más detalle el físico junto a otros científicos en una columna publicada en Ciper. Preocupa en la comunidad científica, además, que la crisis tenga un enfoque tan hospitalario por parte de la autoridad, y no social. González lo grafica en que "hace unos días le preguntaban al subsecretario Zúñiga por qué no decretar cuarentena en ciertos lugares. Y decía que 'debían estar tranquilos, porque quedan ventiladores y camas'. Lo que uno concluye, es que mientras quede espacio para recibir enfermos, no hay que tomar medidas adicionales". La pandemia, por estos días, se asimilaría a un tren de carga, con su peso al máximo, avanzando en bajada y sin frenos. Eso, gracias a arrastrar cuatro meses de cuarentenas poco efectivas.


"Pero sí se puede detener esta máquina y ya lo han hecho otros países. Pero mientras el tren de carga tenga más peso y sin frenos, debemos tomar medidas más masivas y complejas, involucrando más actores", recalca el científico.

"Con cuatro meses de pandemia, lo que muchos hemos dicho desde el mundo social y académico es que se hace cada vez más complejo abordar la crisis a nivel social. La ayuda social, no solo de inscritos en registros de hogares, sino que indocumentados e informales, se necesita atender ya. La pandemia la podemos controlar, pero más que hablar de números, infraestructura o modelos, debemos hacernos cargo de la pobreza, el problema social, alimentar a las personas y cortar el contagio de forma definitiva", cierra González.

Los 40 de la carta

*Gonzalez forma parte de la agrupación transversal de más de 40 especialistas, mujeres y hombres, venidos del área social, de salud y ciencias, que escribieron una carta abierta al Presidente de la República a fines de mayo. La iniciativa buscó presentar una serie de antecedentes y propuestas para cortar la cadena de contagio y evitar la catástrofe sanitaria que se vive estos días. Hoy se cumple exactamente un mes de la liberación de la misiva, ampliamente compartida por la comunidad científica, y aún no reciben una respuesta oficial por parte de La Moneda.


1,121 vistas

Lo último

Los premios de noviembre naranja adelantan el verano en Juegaenlinea.com

Los premios de noviembre naranja adelantan el verano en Juegaenlinea.com

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan