• Gabriel Arce

Covid-19 e inmunidad: evidencia en torno a uno de los mayores debates, explicada por un inmunólogo

¿Cuánto dura? ¿sólo estoy protegido por tres meses? Un experto analiza las luces y sombras de uno de las características más polémicas del covid-19. Hay ciertas cosas para esperanzarse pero, de nuevo, poco terreno para dar veredictos definitivos.


La estrategia sanitaria chilena para combatir la infección del sars cov 2 ha dado pie para cosas inéditas en el mundo. En ningún otro país se aplicó en fases tempranas de contagio algo similar a las cuarentenas dinámicas, tomando como referencia extensiones geográficas comparables a una comuna, ni tampoco alguna autoridad evaluó entregar carnets de alta sanitaria, como sí se aplicó en Chile.


Es quizá por eso que la inmunidad en torno al covid-19 es uno de los temas más polémicos en el país. Y dado los pocos meses en que el virus convive con los humanos, sobre la mesa aún hay muchas luces y sombras. Eso sí, dentro de las cosas preocupantes, también hay unos cuantos indicios optimistas.


Si no hay vacuna ni tratamientos efectivos, ¿qué nos defiende cuando el virus entra a nuestra cuerpo? "Si yo me infecto con una bacteria, virus o patógeno, yo voy a desarrollar dos tipos de respuesta: la respuesta inmune mediada por anticuerpos y la otra -que considero incluso más importante- es la inmunidad celular, que está mediada por los linfocitos T", explica el doctor Rodrigo Pacheco, investigador de la Fundación Ciencia&Vida y director del Laboratorio de Neuroinmunología.

Para la mayoría, anticuerpos y linfocitos T pueden parecer lo mismo, pero sus diferencias son sofisticadas. "Los anticuerpos son producidos por otros linfocitos, que son los linfocitos B. 

Los anticuerpos son básicamente moléculas conectoras, que lo que hacen es reconocer al patógeno, por un lado, y por el otro conectar ese reconocimiento con un mecanismo de destrucción. Es decir, identifican algo peligroso para el organismo y otras células del sistema inmune que reconocen ese anticuerpo, destruyen al patógeno. En cambio, en la inmunidad celular de los linfocitos T, lo que hacen es detectar células que están infectadas y que están siendo bioreactores de virus (si un virus infecta una célula, este se replica en ella hasta matarla, proceso en el que se replica en gran número), y las destruyen", explica el inmunólogo.


La diferencia entre uno y otro mecanismo es importante. Se decía en un comienzo que la inmunidad, una vez expuesto al contagio, era cercana a un año. Ese tiempo era en base a una extrapolación de otros coronavirus estacionarios que conviven con los humanos. Sin embargo, en varios sitios se postuló que la protección a la reinfección era, como mucho, tres meses. ¿La razón? una investigación demostró que entre dos a tres meses de la exposición al Sars cov 2, las personas sufrían una caída drástica en la presencia de anticuerpos, hasta incluso ser indetectables por los métodos de medición.

Pero ahí hay una imprecisión importante. Según explica Pacheco, los estudios hasta ahora sólo se han enfocado en medir los anticuerpos y es absolutamente normal que luego de una fase aguda de contagio, donde el cuerpo entra en una producción alta de anticuerpos, su cantidad disminuya cuando desaparece el patógeno. Pero allí es donde la "memoria" y los linfocitos T toman el control. El científico explica que "después de ese evento inicial, quedan estos "linfocitos B de memoria", que son más potentes que los linfocitos B antes de conocer al patógeno. Ese es un tipo de memoria inmunológica. Que no se detecten, no quiere decir que no estén. Se están produciendo pocos porque ya no está el patógeno, pero si yo me infecto en el futuro con el virus, estos linfocitos de memoria desencadenarán una producción muy potente de anticuerpos para promover la destrucción del virus".

Pacheco aclara que hace dos días apareció un indicio alentador respecto a la inmunidad que provocaría la exposición natural al sars cov 2. "Lo liberó el Karolinska Institutet, un centro de investigación sueco súper importante a nivel mundial, donde ellos analizan la generación de linfocitos T de memoria en pacientes infectados con el virus. La conclusión del estudio es que hay una generación muy potente éstos tanto en pacientes seropositivos, que han generado anticuerpos, como en pacientes que no han generado anticuerpos detectables contra el coronavirus. Esto también se ve especialmente en pacientes que han sido asintomáticos o que han tenido un covid-19 leve".

"Ese estudio es alentador (..) sugiere que la exposición natural al virus genera una respuesta inmune celular potente y ello supondría que va a proteger ante una reinfección. Eso no quiere decir que no hay posibilidades de que me vuelva a enfermar, porque podría pasar que me infecte, luego me mejoro, y dos meses después lo contraiga de nuevo. El "pero" está en que voy a presentar una enfermedad mucho más leve, o que quizá sea asintomática", afirma Pacheco, investigador de la Fundación Ciencia&Vida.

Eso sí, el experto recalca que aún no hay bases concluyentes para dar veredictos. Así como la protección menor a tres meses más bien parece un error de interpretación en ciertos medios, la inmunidad de un año aún es una apuesta arriesgada. Como sea, entre tanta mala noticia, es esperanzador que el estudio del Instituto Karolinska suponga que la respuesta de linfocitos T inducida por infección natural sea tan equivalente a la producida por una vacuna.


¿Por cuánto tiempo soy contagioso?

Desde que se comenzó a propagar el covid-19 desde China, el período de 14 días se consideró como el estándar para describir el período de incubación del virus. De allí que el Gobierno lo tomara como vara las dos semanas luego de presentar síntomas para entregar el carnet covid, idea que después se desechó.


Sociedades científicas en Chile rebatieron fuertemente la medida. Incluso, la Asociación Chilena de Inmunología (Asochin) propuso infructuosamente que se extendiera a tres semanas el período mínimo de cuarentena para los casos positivos.

El caso del senador Manuel José Ossandón sumó más elementos al debate, luego de que anunciara que volvió a dar positivo en el test PCR, junto con un rebrote aún más agudo en sus síntomas, tras seis semanas.


"Puede que no sea lo común sentirse bien entremedio, pero lo que no es extraño es detectar el material genético del virus con el PCR más allá de los 40 días de la infección. 

Es una de las razones por las que se discutió tanto que el carnet de alta no era fiable. Después de 14 días una persona puede estar repartiendo el virus por ahí todavía", señala Pacheco. Sin evidencias concretas de personas reinfectadas por el virus en el mundo, aún es más plausible que los PCR positivos en períodos de tiempo extensos indiquen una redetección, más que un nuevo contagio. Por lo mismo, el llamado aún es a ser cautos tras cumplir la cuarentena obligatoria.

"Puede que mi respuesta inmune me esté protegiendo del virus y ya me empiece a sentir bien. sin embargo, ese período de tiempo en que mejoro puede coincidir con que aún quede virus viable dando vueltas en mi organismo. Yo puede que me sienta bien pero puede que siga repartiendo virus, en teoría", señala el inmunólogo".  
85 vistas

Lo último

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan

El regreso de Supernova está "Tan cerca"

El regreso de Supernova está "Tan cerca"