• Gabriel Arce

La cuenta regresiva de las AFP y la relación de la economía con el territorio, comunidad y la mujer

Al aprobarse la idea de legislar el retiro del 10% de la AFP, para varios especialistas se abre un flanco para remover de raíz el sistema privatizado de pensiones. Para la economista de la London School of Economics, María José Becerra, la crisis no es sólo sanitaria, política y económica, sino que civilizatoria. "Los trabajadores somos el banco de desarrollo de una industria financiera y privada. Eso deberá cambiar", señala.

Casi al nivel del acuerdo por el plebiscito hacia la Nueva Constitución fue celebrada esta semana la votación en el Congreso que aprobó legislar la ley que permite el retiro del 10% de los fondos de pensiones durante la pandemia.


Para varios expertos, más allá de retratar una nueva derrota del gobierno en materia de controlar la agenda, la carga simbólica de tocar al fin una de las lógicas centrales del modelo de las AFP ("los fondos privados no se tocan") sería la puesta en marcha definitiva de la cuenta regresiva para el fin del sistema privado de pensiones. Y de allí, que daría pie para una serie de debates sobre cómo la economía evoluciona hacia un trato más integro con el territorio, las comunidades, el ecosistema y la mujer.


Una de esas especialistas es la economista de la U. de Chile y la London School of Economics (LSE), María José Becerra Moro, para quien el diagnóstico es claro: más allá del complejo camino que tendrá la ley por el aparato institucional, los flancos que se abren para hacer evolucionar el modelo económico son casi irrefrenables.


"Fue un súper buen ejercicio (votar esta ley), no tan solo político, sino que además se devela uno de los siete pilares modernizadores que tuvo la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet, que fue la creación de este sistema de pensiones. En estricto rigor, no es un sistema de seguridad social, sino que una industria financiera donde las y los trabajadores han sido el banco de desarrollo de proyectos privados y donde este banco del desarrollo ha ayudado y contribuido a construir el modelo de crecimiento y desarrollo económico que hoy día tenemos. Que es altamente financiero, que habla sobre explotación de recursos naturales, que habla sobre servicios", indicó la también investigadora Clacso y miembro del Foro para un Desarrollo Justo y Sostenible.

Para Becerra, otro hecho relevante de la discusión entre los diputados es que no solo se declaró la necesidad de avanzar hacia un real sistema de bienestar para las pensiones, sino que también se evidenció el dilema de hacia dónde va a parar el dinero de los trabajadores. "De este tema, los mecanismo de acumulación, se habla poco. Acá el sistema de pensiones, donde trabajadores deben acumular cierto porcentaje todos los meses como ahorro forzado, dichos montos sirven para financiar empresas, industrias y ciertos tipos de desarrollo económico. Pero hay algunos países que tienen 'bancas del desarrollo', que ocupan estos dineros para construir carreteras públicas u otros bienes públicos. El caso de Chile es completamente privado. Esa discusión también debemos darla", sostiene.


Pero, ¿hacia qué modelo debería avanzar Chile? La economista de la LSE destaca que la evidencia académica y empírica coincide en que un sistema 100% privado no garantiza buenas jubilaciones. Por lo mismo, agrega, "casi todos los países que tuvieron mecanismo de privatización de su seguridad social, aunque no tan radicalmente neoliberales como el nuestro, se están devolviendo". Ejemplo de eso sería México, país que incorporó un sistema privatizado similar al nuestro, y donde a nivel político se discute fuertemente convertirlo en un sistema mixto. Lo mismo ocurre en República Dominicana, y en Perú, donde ya se aprobó en el Congreso el retiro del 25% de las pensiones por parte de la ciudadanía.

"Lo decía Marcela Cubillos muy bien en Twitter, muy ideológicamente también: "Voto Rechazo porque vienen por más". Y yo creo que sí, efectivamente, la sociedad se merece pensar dos cosas: con que bienestar mínimo de subsistencia nuestros adultos mayores se merecen vivir, y segundo, qué se hace con el dinero de los trabajadores", enfatiza María José Becerra.

Pandemia y los pecados de la economía 

El concepto desigualdad una vez más afloró en el debate país con el arribo del covid-19. Pero le acompañan varios más: hambre, hacinamiento, precariedad y centralismo. Por lo mismo, según revelan los datos del Departamento de Estadística e Información en Salud del Minsal, en Santiago las comunas vulnerables tienen una tasa ajustada de mortalidad por coronavirus tres veces mayor a las del barrio alto.


Para Becerra, "necesitamos ser más audaces en lo que entendemos por desigualdad. Acá recién se está poniendo sobre la mesa algo muy relevante que los economistas dejaron bajo la alfombra, que es el concepto de desigualdad territorial: el rol de los municipios, el poder de decisión de las regiones, las comunidades y el rol de la distribución". 

La especialista sostiene que la economía política actual, configuró que los costos de esta pandemia, "si uno los viera en el mapa, lo está pagando el 80% que son los mismos de siempre. Es porque esta crisis la están pagando los trabajadores, quienes viven del trabajo, no los que viven del capital".


Francisco Kemeny. Unsplash.

Otra arista que deberá entrar a revisión es cómo la economía interfiere en la distribución de roles y comunidades. "La pandemia también ha demostrado la desigualdad en la distribución de los roles de carácter sexual para hombres y mujeres. Esta crisis es civilizatoria, no solo es una crisis sanitaria y que derivó en una crisis económica, como dicen varios (...) Es de carácter ecológico, del como hemos traído nuestros recursos naturales y como hemos sobre explotado y mercantilizado la tierra. También las relaciones laborales y sociales entre hombres y mujeres". En lo que respecta a comunidades, para la investigadora Clacso y miembro del Foro para un Desarrollo Justo y Sostenible, el camino hacia una Nueva Constitución será una instancia "privilegiada para repensar lo que entendemos por economía, comunidades, empresas y emprendimientos". Becerra es enfática en valorar el rol que podrán tener, por ejemplo, las cooperativas y los emprendimientos colectivos.

"Con esta crisis sanitaria, nos hemos dado cuenta como algunas relaciones han cambiado en los barrios, la transformación de los comercios barriales, como se ha cuidado al almacén y las relaciones con las ferias libres. Cuánto podría haber ayudado si la política de cajas de alimentación hubiese sido concatenada a través de los espacios locales de abastecimiento, con cadenas cortas y justas de valor, más que haber comprado estas cajas al gran retail". 
254 vistas

Lo último

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

Con destacados exponentes se realizará el “Foro sobre el Negocio de la Música”

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

GnG Boutique trae la tendencia de la ropa personalizada a Chile

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

‘Truco’: El espectáculo que une magia de alto impacto con la cultura

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan

“Infame”: Lo nuevo del cantante juvenil Nick O´Ryan

El regreso de Supernova está "Tan cerca"

El regreso de Supernova está "Tan cerca"